jueves, 21 de agosto de 2014

Los Vigilantes de Seguridad denuncian a Mediterráneo Digital la escandalosa situación del Metro de Barcelona

Al límite. Salir a trabajar sin saber si van a poder volver a casa con su familia. Desarmados por los recortes. Solos ante el peligro. Censurados por una prensa cómplice y servil que vive de la teta de las subvenciones públicas.
Los responsables de las secciones sindicales de tres de las principales empresas de seguridad de nuestro país (Prosegur, Securitas y Eulen) se han puesto en contacto directo con MEDITERRÁNEO DIGITAL para hacer denunciar públicamente la situación diaria a la que deben de hacer frente sus agentes en los Transportes Metropolitanos de Barcelona.
Una desgarradora misiva que atestigua, en primera persona, cual es el testimonio, real, de todos aquellos que deben mirar, a diario, cara a cara a los ojos del peligro. Absolutamente escandaloso para una ciudad que tiene el precio del transporte público a la altura de las grandes capitales de Europa. Viajes a precio de lujo para un servicio del Tercer Mundo. ¿Ésta es la Cataluña del siglo XXI?
 Exclusiva Mediterráneo Digital | Sergio Sánchez Torregrosa Secretario General SIPVS-C
'Estimados Sres de la Prensa,
Me dirijo a Vds. con la intención de informarles de la situación que a diario padecen los Vigilantes de Seguridad del Metro de Barcelona, situación esta que no solo les afecta a ellos, también afecta a la seguridad del pasaje en general y la conservación de las INSTALACIONES públicas del mismo.
Desde hace unos años la política de TMB, supongo que la de los recortes, ha supuesto una reducción paulatina de los componentes de las distintas Empresas de Seguridad que custodian y vigilan las distintas INSTALACIONES del Metro, estaciones y líneas en general. Además de la reducción del número de patrullas también se les ocurrió la "brillante" idea de crear la figura del "Agente Único", que como se imaginan solo consiste en dejar solo a un Vigilante de Seguridad con las mismas obligaciones y responsabilidades pero a todas luces con un mayor riesgo. Como se suele decir por los responsables de Metro, la Seguridad es una "sensación", por lo que la Seguridad queda más de cara a la galería que a la realidad de las situaciones que se viven en el subsuelo de nuestra ciudad.
Es cuando menos de risa, ver como los Responsables de TMB y políticos locales se jactan de haber reducido considerablemente los delitos o incidentes en el Metro. A nuestro entender, estos incidentes se producen con la misma frecuencia, sino con más, pero queda menos constancia de ellos por cuanto hay menos PERSONAL de seguridad que informe de dichas situaciones, desde robo con fuerzas, carteristas, agresiones, peleas de bandas, destrozos del mobiliario públicos, etc.
Recientemente desde nuestras Secciones Sindicales en las diferentes Empresas de Seguridad contratadas por Metro, Eulen, Securitas y Prosegur, hemos constatado un incremento de las intervenciones que deben realizar los trabajadores de las mismas, con un aumento de las agresiones a estos trabajadores, algunas graves, generadas entre otra situaciones por la visible indefensión y minoría en que se encuentran dichos trabajadores en situaciones algunas de ellas muy complicadas.
Sirvan a modo de ejemplo la brutal agresión sufrida por dos Vigilantes de Seguridad de la Empresa EULEN.
Los hechos ocurrieron el pasado día 3 de agosto, alrededor de las 03:40 h aproximadamente, en la estación de Paseo de Gracia de la línea amarilla (L- 4). E n esa estación en el andén se encontraban dos vigilantes de seguridad de la empresa EULEN SEGURIDADcuando a la llegada del tren se baja un individuo del vagón y empieza a realizar gestos pugilísticos a un componente con clara intención de agredirlo, a lo que el vigilante tuvo que responder ante la misma, en ese momento bajan del vagón entre seis u ocho individuos más, que empiezan a agredir a los vigilantes rompiendo el cristal de un extintor y rociándolo contra los vigilantes, posteriormente agrediéndolos con el extintor y la defensa que le arrebataron a uno de los vigilantes.
Fue tal la paliza que recibió uno de los componentes que quedó momentáneamente inconsciente en el andén, y seguían propinándole golpes, según declaraciones de uno de los agredidos, que fue el que puso a salvo al compañero, bajando a vías para protegerse de los agresores. Finalmente los agresores se marcharon en el metro. Uno de los dos vigilantes, se estima que estará de baja un mes aproximadamente el otro presenta daño en una de sus manos, contusiones y hematomas en gran parte del cuerpo.
Se da la circunstancia que uno de los componentes de la pareja era el segundo día que PRESTABA servicio en metro. Y suponemos que estaba siendo formado con EULEN SEGURIDAD, que tendrá que aclarar la información y formación recibida hasta ese momento, y si portaba los EPI's para el desarrollo de sus funciones, según manifiesta la Sección Sindical del SIPVS-C, ( Sindicat Independent Professional de Vigilancia i Serveis de Catalunya).
También como ejemplo el producido el día 7 de Agosto del 2014 del que nos informan desde la Sección Sindical de SIPVS-C enSECURITAS. Se produce el incidente en la parada de Marina de la linea 1 de Metro, dos individuos realizan alteración del orden al molestar el resto del los usuarios mientras bajaban escaleras de acceso al anden, subidos en los pasamanos de las escaleras a automáticas y haciendo caso omiso a las indicaciones del personal de TMB y EQUIPOS DE SEGURIDAD privada, diciendo improperios hacia los vigilantes de seguridad privada que presta servicio en metro.
En cuanto se acerca el EQUIPO DE SEGURIDAD a la altura donde se encuentran los usuarios estos sin mediar palabra proceden a realizar agresión directa a unos de los vigilantes propinándole un puñetazo directo a la cara, se produce en ese momento la movilización de todo el personal presente para reducir los agresores, por producirse actuación violenta por parte de los dos usuarios.
Una vez reducidos se les encuentra en posesión los usuarios de dos navajas tipo mariposa de grandes dimensiones y de una camuflada en tarjeta de crédito.
Se activa el protocolo de actuación por parte de TMB, dando aviso a Mossos d´Escuadra, equipos móviles de Seguridad Privada, Ambulancia,etc. Los usuarios son trasladados a la Comisaria de Les Corts, acusados de atentado contra la autoridad, por agresiones, mordiscos, agresión con botella de whisky,etc.
Este incidente se podría dar por aislado si en los últimos cinco días no se hubieran producido más atentados contra los equipos de seguridad privada de metro, apreciándose un incremento de las mismas.
También como ejemplo sirvan estas que indico:
Día 2 de Agosto, en la Estación de Sagrada Familia de la Línea 5 agresión a una trabajadora, Vigilante de Seguridad, por grupo usuarios en la hora de cierre de la estación, resultando dicha trabajadora de baja médica a consecuencia de dicha agresión. O la agresión producida también ese día por un grupo de personas de origen sudamericano utilizando cinturones con hebillas a modo de arma. También la producida en la Estación de Av Carrilet, donde resultaron varias personas atendidas por el 061 y donde dosVigilante de Seguridad fueron dados de baja médica por las lesiones.
A pesar de que TMB, siempre alega que estos son hechos aislados, la realidad y los hechos demuestran lo contrario y por más protocolo que exista para estas situaciones, lo único que se produce es la evidencia de que estos no funcionan.
Rogamos por todo lo informado que trasladen estas informaciones a la opinión pública, que la ciudadanía sea consciente de que la seguridad en el metro es solamente testimonial, únicamente imagen, que para TMB es una "sensación"
Hemos solicitado una reunión urgente con TMB sobre los hechos.
Atentamente'
Francisco Javier Céspedes
Sección Sindical Prosegur
Carlos Soria
Sección Sindical Eulen
Rafael Torres
Sección Sindical Securitas

lunes, 18 de agosto de 2014

Descomunal pelea entre bandas latinas.

Desgraciadamente, lo que debería ser ocasional se ha convertido en algo más que habitual en las castigadas calles de l'Hospitalet de Llobregat. La madrugada de este lunes, 18 de Agosto, una pelea multitudinaria entrebandas latinas ha acabado con la intervención, de urgencia, del equipo de seguridad de Renfe y los agentes de la policía autonómica de la Generalitat.
Más de una decena de individuos de origen sudamericano, armados con palos, piedras y botellas de vidrio se enzarzaban en una descomunal pelea en las dependencias de la estación de tren de l'Hospitalet de Llobregat. El ataque, en el que hubo varios heridos de diversa consideración, tomó tal virulencia, que los responsables de Prosegur, acorralados por la jauría de pandilleros, se vieron obligados a realizar varios disparos al aire para no ser, literalmente, linchados por la multitud. La rápida intervención de los Mossos d'Esquadra se saldó con cuatro detenidos que, después de pasar la noche en el calabozo, ya han sido puestos a disposición judicial.
'L'Hospitalet se ha convertido en el Bronx'
'Esto, por desgracia, ya se ha convertido en normal en las calles de l'Hospitalet de Llobregat. Bandas latinas, pandilleros, yonkys y toda la gama de delincuentes campan a sus anchas por nuestras calles', cuenta Antonio Flores, presidente de Endavant l'HospitaletMediterráneo Digital, una plataforma que nació, precisamente, para luchar contra la inseguridad vecinal. 'La gente no se atreve a salir a ciertas horas. En cuanto anochece, Hospitalet se convierte en el Bronx'.
Unos incidentes que el Ayuntamiento, gobernado por el PSC, intenta minimizar y califica de 'aislados' para no generar alarmar social.'Hemos pasado de ser una ciudad dormitorio a una ciudad donde no se puede dormir. Esta gente no trabaja, se dedica a parasitar y fomentar la delincuencia. Cualquier día, tendremos que lamentar una desgracia.

Denuncias por el servicio de vigilancia en la feria artesana del Campo Valdés

La Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada del Principado (Avispa) ha denunciado ante la Delegación del Gobierno de Asturias que el personal que ejerce los servicios de seguridad y vigilancia en la Feria Internacional de Artesanía Creativa que se celebra estos días en el Campo Valdés tienen la categoría laboral de "auxiliar de servicios", lo que les impide desarrollar las citadas funciones.
La denuncia está dirigida tanto a los organizadores del evento, el Sindicato de Artesanos de Asturias, como a la empresa que ejerce las funciones de vigilancia en el recinto, al considerar los denunciantes que unos y otros incumplen la Ley de Seguridad Privada que regula el sector. Asimismo, recuerdan que el personal contratado para la vigilancia del recinto además de no contar con la cualificación profesional ni la habilitación necesaria para realizar ese trabajo pertenece a una empresa que no está "ni habilitada, ni inscrita ni autorizada" por la Dirección General de la Policía "para la prestación de servicios de seguridad y vigilancia".
Pese a que la Feria concluye hoy, la Asociación de Vigilantes de Seguridad del Principado reclama a la Delegación del Gobierno que investigue los hechos y "adopte las medidas correctoras oportunas"

A Cádiz para cobrar

Los vigilantes de la compañía de seguridad Serramar se están viendo obligados a viajar desde sus localidades hasta Cádiz, lugar donde la empresa tiene su sede central, a fin de poder reclamar los salarios que le adeudan.
Una vez que llegan a la empresa, esta les abona los atrasos con pagares, los cuales aun no han conseguido cobrar en su integridad.
Los compañeros de Melilla han cobrado, de momento dos de los tres pagarés que Serramar les extendió.
La empresa de seguridad alega que los clientes no pagan, sin embargo estos últimos se defienden con la excusa de que la compañía no le presenta las facturas. Lo de siempre unos por otros y al final los perjudicados, como siempre, los empleados que de momento no ven la luz al final del túnel.

(C) 2014 Adrián Rodríguez Macías. web@sevillaseguridad.es. Con la tecnología de Blogger.
Proudly Powered by Blogger.